El Océano Atlantico enriquece nuestras costas con la corriente del Atlantico Norte y el ascenso de una profunda y fría corriente que hace nuestras aguas más ricas en Sodio y elementos como el Magnesio, Calcio, Potasio y Yodo entre otros.  

 El sol y el viento de Fuerteventura como único aditivo que permiten la evaporación del agua, y tras un proceso que se conserva artesanal, obtenemos una rica sal de intenso sabor y textura suave.

A todos estos atributos, añadimos ingredientes frescos y de primera calidad. Lima, Chili, Curry, Wasabi y nuestra estrella la Sal de Mojo, se maceran durante varias semanas para que cada grano de sal esté lleno de sabor. 

Sobre pescado, marisco, carne o ensalada añade un rico y sofisticado sabor a cualquier plato o cocktail.